La formación en Comunicacion y Protocolo en la Comunidad de Madrid

Cursos de Comunicacion y Protocolo

La formación en Comunicacion y Protocolo en la Comunidad de Madrid

La formación en Comunicacion y Protocolo es muy valorada en entidades e instituciones públicas y privadas.

a formación en Comunicacion y Protocolo es una disciplina valorada en las instituciones públicas y privadas, así como en numerosas empresas y entidades, por lo que las salidas profesionales son múltiples.

Los estudios impartidos en el área de formación en Comunicacion y Protocolo forman en todos los aspectos relacionados con la organización y producción de eventos, protocolo y relaciones institucionales, comunicación corporativa, imagen y reputación corporativa, compromiso social, ético y curiosidad científica, así como en el conocimiento cultural en general.

Salidas profesionales de la formación en Comunicacion y Protocolo en la Comunidad de Madrid

Es frecuente que antes de iniciar los estudios los alumnos se pregunten por su futuro laboral y las salidas profesionales de los mismos.

En este sentido en el area de Comunicacion y Protocolo en la Comunidad de Madrid las salidas profesionales son muy amplias.

Se puede trabajar en instituciones públicas, en empresas, entidades deportivas, universidades y en cualquier entidad que organice eventos.

Con  los cursos de Comunicacion y Protocolo en la Comunidad de Madrid, se pueden realizar, entre otras, tareas relacionadas con:

  • Dirección y planificación estratégica y cuentas.
  • Dirección de protocolo y ceremonial en instituciones públicas y privadas.
  • Dirección  de relaciones institucionales o de relaciones externas.
  • Director de gabinete.
  • Director de comunicación.
  • Director de agencias y empresas de organización de eventos.
  • Técnico en protocolo en instituciones públicas y privadas.
  • Técnico en empresas y agencias de comunicación, marketing y organización de actos.
  • Técnico en producción de eventos.
  • Ejecutivo de cuentas en agencias de comunicación y organización de eventos.
  • Consultor/asesor de protocolo y organización de actos.
  • Asesor de imagen.
  • Organizador de congresos y reuniones.
  • Relaciones públicas en el sector hostelero y en la empresa en general.
  • Relaciones externas.
  • Coordinador/técnico en empresas de catering.
  • Empresas de organización de congresos y eventos.
  • Secretario de alta dirección.

El mundo de la organización de eventos está en auge. Tanto las instituciones oficiales como las empresas han incrementado muchísimo el número de actos que desarrollan y buscan novedades en esta disciplina.

La organización de eventos que destaquen sobre el resto supone una marca de distinción que las instituciones y empresas agradecen. Por esta razón y porque es una profesión muy dinámica e innovadora, los jóvenes apuestan por ella y se matriculan cada vez más en estos estudios.

A quién interesa cursar estudios de Comunicacion y Protocolo

Los estudiantes a quienes se dirige los cursos de Comunicacion y Protocolo conforman un abanico muy amplio.

Las diferentes ofertas académicas que se imparten en el àrea de Comunicacion y Protocolo están dirigidas tanto a jóvenes que comienzan sus estudios universitarios, como a profesionales que, tras años de experiencia laboral, desean obtener una titulación oficial, además de poder reciclar sus conocimientos,  a los profesionales de otras disciplinas, los estudios de Protocolo resultan interesantes para quienes quieran completar o ampliar su formación en Protocolo o Periodismo, así como otras disciplinas afines.

En cuanto a las características de los estudiantes de Comunicacion y Protocolo, si bien no se precisa un perfil determinado, se recomienda tener mucha sensibilidad, intuición y creatividad para construir algo partiendo de muy poco, o de la nada.

Se valora la capacidad de expresión oral y escrita, la inquietud por conocer e investigar diversas materias, así como las habilidades interpersonales y comunicativas, el sentido crítico, la autonomía, la capacidad para hablar en público y la iniciativa, entre otras.

Sabemos que cada vez más empresas e instituciones se plantean comunicaciones específicas y aun una oferta de comunicación global de la que quieren medir sus efectos y consecuencias con un propósito de retroalimentación. Esa comunicación obedece tanto a una estrategia planeada como a la que deviene “naturalmente” de su presencia y de sus acciones y productos de la que obedece a actos de comunicación y de la que se deriva de acciones concretas de publicidad y por supuesto de las relaciones públicas. Las empresas e instituciones quieren conocer cómo se está produciendo la comprensión de su oferta de comunicación esto es: cuántos la han comprendido y cómo la han comprendido cómo han percibido

Las relaciones públicas la podemos definir como los esfuerzos que desarrolla la empresa para tratar de crear un buen clima  y de buenas relaciones con sus clientes objetivos.

En este sentido las relaciones públicas ayudan a evaluar las actitudes del público respecto a una empresa o institución para después emprender una acción positiva que trate eliminar todo lo que pueda provocar actitudes desfavorables hacia ellos.

Tanto las relaciones públicas como cualquier forma de comunicación tratan de contribuir a la búsqueda del beneficio empresarial. La función profesional de las relaciones públicas es promover armonía y comprensión mutua entre la empresa y sus clientes y en este camino también juega un papel muy importante el protocolo empresarial.

Hay que recordar que la finalidad que persiguen las relaciones públicas es la de llevarse bien con los diferentes públicos objetivos a los que vamos a dirigir nuestra oferta. Sin perjuicio de que el objetivo más importante de una empresa es su crecimiento económico ésta no puede perder de vista las herramientas comunicacionales que están a su disposición para conseguir sus objetivos.

Las Relaciones Públicas sus profesionales tienen en sus manos que la opinión pública se decante positiva o negativamente en torno a decisiones y apoyos que puedan dispensar en un momento determinado.

Es muy importante el saber cómo cuándo dónde y por qué así como en qué momento oportuno podrá persuadir a los públicos con información adecuada y a tiempo difundiéndola estratégicamente a través de los medios adecuados a los individuos sociedad y opinión pública en particular y de un modo amplio y suficiente en pro de sus destinatarios.

El protocolo en la empresa e instituciones.

No cabe la menor duda que las relaciones de las empresas e instituciones cada vez se hacen más difíciles tanto en su ámbito interno como externo. Las nuevas formas económicas que nos ha tocado vivir exige una participación reglada desde todos los ámbitos donde se impliquen todos los miembros de la organización con el fin de realizar el diseño ejecución y seguimiento de los objetivos que se quieren alcanzar. Y partiendo de la premisa que el elemento humano es indispensable para esta actividad se hace necesario que toda empresa que se aprecie en conseguir unos objetivos debe pensar en establecer un manual de protocolo o en su caso dependiendo de la magnitud de la empresa de un departamento de protocolo.

No decimos nada nuevo si afirmamos que la competencia entre los mercados es cada día más grande. Cada vez se hace más difícil el captar y afianzar compradores y por lo tanto se hace imprescindible poner en marcha todas las herramientas que el marketing pone a nuestra disposición y una de las herramientas es el protocolo para poder conseguir los objetivos previstos.

La comunicación externa y por lo tanto sus responsables deben estar íntimamente ligados con las personas responsables del protocolo de la empresa así como de los encargados de las relaciones públicas pues este trío de competencias llevan el peso principal de la imagen de la empresa. El protocolo propiamente dicho tiene una particular importancia para la entidad o empresa y también para los propios empleados porque todos deben adecuarse en sus comportamientos a las exigencias de la vida pública y social.

Está muy extendida la idea de que el protocolo o mejor dicho las normas de protocolo son exclusivas de grandes organizaciones y de instituciones oficiales. Hoy en día es muy difícil poder operar en cualquier sector al margen de la cultura empresarial. Muchas veces se olvidan cosas que nos parecen elementales y esos errores se pagan después en las relaciones con los clientes o con otros organismos.

El protocolo como tal no es un conjunto de normas que se rigen por las leyes matemáticas es decir necesitan cierta flexibilidad para adecuarse a las situación de la empresa. Otra cosa son las normas de protocolo dictadas para organismos oficiales que por su idiosincrasia deben guardar unas formas preestablecidas.

El protocolo empresarial está íntimamente ligado a la estrategia de ésta. Para ello hay que establecer la misión o fines que queremos alcanzar fijar el sistema de objetivos.

Por ello entiendo que el lugar donde convergen protocolo y relaciones públicas es sin duda alguna en los distintos eventos que las empresas o instituciones realizan a lo largo de su vida.

Dar a conocer los planes de futuro de una empresa motivar el impulso de las ventas o a los mismos empleados son algunos de los objetivos que persiguen los profesionales de las relaciones públicas.

La comunicación en directo ofrece un valor indudable desde el punto de vista relacional y en un contexto de mercados maduros desarrollar experiencias con targets es una herramienta fundamental de diferenciación que permite hacer tangibles posicionamientos de comunicación.

Una de las cuestiones básicas que toda compañía debe plantearse antes de llevar a cabo un evento es para qué y en qué ocasión es recomendable hacerlo. A nuestro juicio estimamos que ello depende del objetivo que quiera alcanzar la empresa o institución sin perder de vista un elemento primordial y es que la organización cuente con un respaldo por parte de los convocados al evento ya que se trata de una buena oportunidad no solo para tener un contacto directo con el público objetivo sino también para fortalecer las relaciones con éste.

Es así, que en cada profesional de la comunicación, se tiene un estratega capacitado para poder llevar al éxito a su cliente, a pesar de las posibles adversidades que surjan. En el presente artículo, revisaremos algunos detalles sobre las ciencias de la comunicación y porque deben ser estudiadas.

Antes hay que empezar sabiendo que las cursos de comunicación pertenecen a las ciencias sociales, y se encargan del estudio de los procesos de comunicación, como un fenómeno que involucra a personas y medios.

Esta disciplina nace motivada por el impacto que produjeron la aparición de los medios de comunicación masiva, que transformaron (Primeros Periódicos, Radio, Televisión) y transforman (mucho más en tiempos de la web 2.0) las formas de interacción de la sociedad; ahora, esta opción profesional permite iniciar la comprensión de la naturaleza de las sociedades y de sus procesos de comunicación diaria, ya sea en un ámbito institucional o comunitario.

Es así, que las ciencias de la comunicación necesitan de precisar sus alcances para poder cumplir con desarrollar el análisis de la esencia de todos los procesos de comunicación que se puedan dar en un colectivo humano. Para ello, se tiene, principalmente, las siguientes especializaciones o áreas de atención:

Areas de trabajo para un profesional en comunicacion:

– Periodismo y conducción
– Relaciones públicas
– Comunicación social
– Desarrollo de imagen
– Medios digitales
– Comunicación institucional u organizacional, entre otras.

Ahora bien, la interrogante es: ¿A qué se dedican los comunicadores o profesionales de la comunicación? Básicamente, el rango de actividades que desarrollan puede ser reunido de la siguiente manera:

– Diseño y evaluación de estrategias de cultura interna de una corporación
– Realización de proyectos fotográficos, periodísticos, radiofónicos, audiovisuales y multimedia
– Mantenimiento y optimización de la imagen de una institución
– Desarrollo y difusión estratégica de contenido para audiencias determinadas
– Conducción de proyectos de comunicación en el área de marketing
– Transformación de la información en un proceso persuasivo o de sensibilización

Por supuesto, el objeto de estudiar una profesión es el tener la aspiración de tener un ejercicio profesional. Entonces, como profesional de la comunicación: ¿Dónde podrías trabajar? Aquí, algunos detalles del campo laboral de estos profesionales.

– Empresas vinculadas al desarrollo de contenidos (Periodísticos, Editoriales, Radio, TV, Cine y Medios Digitales)
– Empresas de producción de espectáculos y entretenimiento
– Agencias de publicidad e imagen institucional
– Empresas, públicas y privadas, que requieran esfuerzos comunicativos orientados hacia públicos interno o externo de la misma, que garanticen una presencia permanente dentro del mercado(Imagen Corporativa)
– Dirección, producción y conducción de programas de Radio y Televisión
– Labores como Community Manager (Administrador de redes sociales)

Ahora, si piensas que la comunicación es una opción importante, pues bien valdría que conocieras el Por qué de estudiar Comunicación. Una persona debería estudiar ciencias de la comunicación porque podría llegar a ser un profesional capaz de diagnosticar y resolver problemas, capacitado para emitir responsablemente opiniones de relevancia.

Con ello, queda claro, que los comunicadores representan un factor importante en el entendimiento de las personas, y que cuentan con responsabilidad en el fomento de la cultura, generación de entretenimiento y el alcance de información para el gran público

Finalmente, dejando de lado detalles sobre las ciencias de la comunicación, elegir con acierto una carrera implica escuchar tu vocación, pero siendo consciente de tus propias habilidades y capacidad. Además, se necesita poder proyectarse hacia el futuro para poder quedar satisfecho con la elección tomada

Cursos de Comunicacion y Protocolo